Google+

Rollitos de col rellena

Rollitos de col rellena

Se trata de un plato típico de la comida rumana que consiste en unos rollitos de col rellenos de carne picada y arroz aderezados con especias, acompañados por un yogur con un toque más agrio del que estamos acostumbrados. Se puede hacer de carne de cerdo y de vacuno, pero también de carne de cordero o de pato, y para los vegetarianos se preparan con setas en lugar de carne.


Ingredientes

1 repollo ( Se prepara con unos días de antelación)
3/4 kg. de carne picada (de cerdo y vacuno)
1 vaso de arroz 
1 cebolla grande
1 bote de salsa de tomate casera
150 gr. bacon ahumado
aceite, sal, pimienta en grano, pimienta en polvo, laurel, tomillo y pimentón dulce.
1 brick de nata líquida de 200 gr.
1 yogur griego natural
1 cucharada sopera de zumo de limón
un trozo de pan (previamente remojado en agua y escurrido)


Preparación de las hojas de col: 



Dejamos el repollo fuera de la nevera 2 o 3 días para que las hojas estén mas blandas. Cuando esté listo quitamos las hojas y las escaldamos un par de minutos en agua hirviendo con sal y un chorro de vinagre (reservamos el tronco para mas tarde). Dejar secar las hojas sobre un paño de cocina y reservar hasta su preparación.

Para el relleno: 

En una cazuela sofreímos la cebolla picadita y le añadimos sal y pimienta. Cuando la cebolla esté dorada, añadimos el vaso de arroz y lo mezclamos bien. Posteriormente añadimos 2 cucharadas de salsa de tomate, mezclamos y dejamos un par de minutos cociendo a fuego medio y reservamos la mezcla en un cuenco. Cuando esté templado le añadimos una pizca de pimienta, una pizca de sal, una pizca de tomillo, el pan desmenuzado con los dedos y amasamos todo bien.

Para preparar los rollitos:

Cogemos las hojas de repollo y las cortamos en dos o tres partes (dependiendo del tamaño de la hoja), quitándole la parte dura y reservándola. Empezar a hacer los rollitos de carne con las hojas de repollo igual que los rollitos chinos. (Se pone en el medio del cuadrado un poco de la masa del relleno, se enrolla y después se introducen los laterales hacia el interior con los dedos). Así con todas las hojas de repollo que queramos hacer. Una vez listos, preparamos una cazuela con un poco de aceite y repollo picado y colocamos los rollitos de manera circular alrededor de la cazuela (en el centro quedará un hueco), añadimos un poco de salsa de tomate, una hoja de laurel, una pizca de tomillo y unas lonchas de bacón ahumado entre capa y capa de rollitos. (los iremos colocando en pisos, lo normal son dos pisos). Cuando ya estén todos los rollitos en la cazuela, les añadimos el repollo sobrante en el hueco central y por encima añadimos el resto de tomate en caso de que haya sobrado, una cucharada de pimentón rojo y un poco de agua hasta que los rollitos queden cubiertos. Se cuece unos 60 minutos a fuego lento y posteriormente se mete en el horno a fuego medio otros 30 ó 40 más.

Se sirven con nata agria que se obtiene mezclando el brick de nata con una cucharada sopera de zumo de limón, un yogourt griego natural, sal y pimienta banca. Lo batimos todo con una varilla para batir y la dejamos reposar en la nevera un mínimo de una hora.


Bebida para acompañar:

Este plato se puede acompañar con tuica que es una especie de tequila hecha a base de ciruelas

Recrta ofrecida por Ionela Enea


Imprimir




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...